Escuela Taller

Historia de la Flor de Nochebuena

Hace algún tiempo un ser muy especial de mucha
sabiduría y amor me contó esta bella historia, al
cuestionarle acerca del significado de la Flor de
Nochebuena:

“Cuando Dios creó la naturaleza en la Madre Tierra,
les pidió a las plantas que crearan sus mejores flores
para entregar al mundo y que cada una seleccionara las
estaciones del año para su nacimiento. También les
pidió que siempre dieran a todo aquel que las tomara
en sus manos y en su vida, todo lo mejor de ellas:
belleza, amor, armonía y sabiduría.

“Cierto día Dios vio que una planta en especial desde
el momento de su nacimiento daba todo lo más sagrado
que se encontraba en su esencia, con el fin de ser
elegida por los humanos para llevar a sus vidas la
belleza, amor, armonía y sabiduría que su creador le
había entregado como misión.

“Por más que se esforzaba por ser elegida, nadie
paraba ante ella para admirarla. Nadie la apreciaba
pues su flor era muy pequeña y sus hojas muy grandes;
esto la entristecía. Sin embargo siempre entregaba su
energía más pura y luchaba por ser feliz aun cuando
ningún hermano la quería.

“Dios al ver esto fue hasta la planta y le dijo: “Veo
que eres una planta muy hermosa y que realizas tu
misión con mucho amor aun cuando tu belleza no es
valorada y eso te entristece; sin embargo luchas por
ser feliz hasta lograrlo dando tu amor incondicional a
tus hermanos pues sabes que lo necesitan. Por eso te
doy mi sangre, esencia pura y la deposito en tus hojas
transformándolas en el rojo más hermoso, y
convirtiéndote por tu amor y sabiduría, en la flor más
bella, en la época más importante de esta Tierra. Tú
serás la representante del amor y la esencia divina
del universo”.

Desde aquel momento la planta de flor pequeña y
grandes hojas se transformó en la bella Flor de
Nochebuena haciéndola la más representativa del
renacimiento del amor y la esperanza en este planeta y
en todo el universo.

Siendo acogida por los humanos cada año en sus
hogares, logrando así que esta flor hermosa cumpla con
la misión de traer: belleza, amor, sabiduría y armonía
a las vidas de todas las personas de la Tierra.

Así la Flor de Nochebuena cumple con la misión que
Dios dejó con su sangre en sus hojas: amor y esperanza
para todos en la Tierra.

Flora Rocha

 

Un poco mas de la flor de Pascua o Nochebuena

    La decoración navideña no se limita al arbolito, las luces, las esferas y otros detalles. Las plantas también son parte importante para lograr una adecuada ambientación. Y la Flor de Pascua o Nochebuena es la más popular en estas fechas.

    La flor de Pascua pertenece a la familia de las Euphorbiaceae y popularmente también se le conoce como flor de Nochebuena, Cuitlaxóchitl, Santa Catalina, flor de fuego y guacamayo (en Guatemala).

    La Flor de Pascua se descubrió en México en 1834, su nombre científico es Euphorbia pulcherrima, el nombre pulcherrima significa "la más bella".

    Su uso se inició por una tradición tomada de los países anglosajones, que impusieron la costumbre navideña de adornar las casas con árboles y plantas.

    También conocida como flor o estrella de Navidad, es de hojas de color verde oscuro con los bordes dentados, y posee otras hojas coloreadas con aspecto de pétalos (brácteas), que pueden ser de color rojo, blanco, amarillento o rosado.

    Florece de noviembre a enero y su propagación se realiza por estacas, ya que las semillas son abortivas. Crece en zonas de clima templado y cálido y en forma silvestre se le encuentra en algunos lugares de Oaxaca y Chiapas. De la corteza y brácteas se extrae una sustancia colorante y en Guatemala el látex se utiliza como depilatorio.

    Los expertos en su cultivo recomiendan que, cuando esté floreando, se exponga en lugares con abundante luz, ya que en ambientes secos y poco iluminados se desprenden las hojas. Uno de los principales cuidados que debemos tener con la de Pascua es no mojar las hojas rojas, ya que esto hace que se manchen o decoloren.

    Después de las fiestas decembrinas, las plantas pueden trasplantarse en el jardín u otro lugar donde no les dé completamente el sol, a fin de que duren todo el año. Pueden medir hasta cinco metros en forma de arbusto, aunque cultivada en maceta suele alcanzar 50 centímetros